fbpx
17 Jul

Dos siglos de poder político, constituciones y cabildos en Oaxaca


PRESENTACIÓN

I

El Instituto de Investigaciones en Humanidades de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, a través del compromiso de sus académicos mantiene vigente la tarea sustancial de generar nuevos conocimientos, en particular en los campos de la historia política y cultural de Oaxaca. En el volumen que el lector tiene entre sus manos se refrenda esa encomienda.
Con el fin de examinar la realidad estatal en un arco temporal que abraza dos centurias, en esta obra compuesta por cuatro trabajos se alterna la investigación basada en fuentes de archivo y hemerográficas, con otras provenientes de las ciencias sociales. Los autores son profesores–investigadores en activo en el IIHUABJO, adscritos a dos de los tres Cuerpos Académicos con que cuenta nuestra unidad académica. En los estudios aquí expuestos, se reflejan las líneas de generación de conocimiento que vienen cultivando cotidianamente y del que han dado cuenta en libros y artículos académicos previos.
Los productos que aquí se presentan son resultados de investigación, que a la vez que puntos de llegada se convertirán en el motor de nuevas pesquisas. Por ejemplo el investigador Carlos Sánchez Silva, quien, tres décadas atrás abriera el estudio de la prensa local con el recuento de los periódicos depositados en el Fondo Manuel Brioso y Candiani, de la UABJO, ahora nos entrega un avance sobre un periódico local de singular importancia para la primera mitad del siglo XIX. Lo mismo ocurre con el ensayo sobre el capítulo que al alimón redactaron Sánchez Silva y el autor de estas líneas sobre la elaboración de la Constitución de 1917 y las posturas de la corriente política oaxaqueña, adversaria del carrancismo. El colega Francisco Rodrigo Cruz Iriarte nos acerca al tema de la violencia y el poder político en Zaachila, comunidad de los Valles Centrales, cercana a la capital del estado. Para cerrar la cuarteta, el investigador Jaime Bailón Corres, especialista en asuntos municipales, de notable experiencia, nos acerca a un tema de particular relevancia: el de las relaciones entre municipios, ayuntamientos opositores en Oaxaca, en la época previa al reconocimiento electoral de lo que se llamó en su momento el sistema de usos y costumbres.

II

La línea de investigación sobre la historia de la prensa y el periodismo en Oaxaca se ha cultivado desde los primeros momentos de nuestra unidad académica y el Dr. Sánchez Silva es un actor central en esa parcela. En esta ocasión el autor aborda en “El Zapoteco. Federación o muerte, 1832-1833 ¿un proyecto étnico o ideológico-político?” el análisis de ese bisemanario de combate periodístico oaxaqueño, en polémica permanente, cómo órgano de los llamados “vinagres” contra sus seculares adversarios, los denominados aceites”. En el texto en cuestión se presenta una descripción de las secciones del impreso, en particular el apartado donde se comentaba en forma de diálogo, el pulso de la situación política local. Así “Don Clarión”, habitante caracterizado de la ciudad de Oaxaca y “José Toribio” natural de Sachila (sic), y “asás ladino y curioso” entablan amenas pláticas. Por cierto ese recurso retórico estaba muy difundido en la prensa de la época y en Oaxaca, su contraparte: El Broquel de las costumbres, también recurrió a él para difundir sus opiniones.
El siguiente escrito titulado “Soberanía y constitución en Oaxaca, 1917” cuya autoría comparten, quien redacta estas líneas y el Dr. Carlos Sánchez Silva, se elaboró originalmente como aportación del IIHUABJO para uno de los eventos académicos que convocó el congreso federal para conmemorar el primer centenario de la Carta Magna en vigor en nuestro país.
La intención del ensayo es mostrar, con el telón de fondo del conflicto bélico entre fuerzas constitucionalistas, que sostenían al gobierno preconstitucional afincado en la capital oaxaqueña y la resistencia soberanista en las regiones de la Sierra Juárez y la Mixteca, las particularidades que adquirió la configuración del cuerpo de representantes oaxaqueños al Congreso constituyente, citado para deliberar en la ciudad de Querétaro en el otoño de 1916.
En ese artículo se argumenta que la promulgación del “almodrote” de Querétaro presionó al movimiento soberanista a tomar posición, pues la clase élite regional urgía a su vez a los actores por una salida negociada. El soberanismo, dividido operativamente en dos regiones del estado, no alcanzó una postura unificada, pues mientras una parte pragmáticamente buscaba alcanzar un acuerdo; la otra, encabezada por el gobernador José Inés Dávila, llamó a mantener la defensa de la constitución liberal de 1857. En el ensayo se aborda la resolución de la contradicción interna en el marco del triunfo de la fracción sonorense en 1920 y se elabora un apunte sobre las relaciones entre la entidad y el gobierno central a lo largo de un siglo y se agrega una sucinta cronología. El siguiente capítulo, de la autoría del investigador Maestro Francisco Rodrigo Cruz Iriarte, titulado: “Violencia y poder político en Zaachila” se presenta una visión panorámica esa comunidad zapoteca enclavada en los valles centrales, al sur de la ciudad capital, en lo que se llamó el “Valle grande”. El autor expone una concisa relación monográfica de la historia de la comunidad, tomada de fuentes secundarias y lo mismo con la evolución administrativa de la misma población hasta la época actual.
Esa relación histórica que incluso lleva al autor a develar el origen y sentido de la frase “Zaachila quiere, caballo no entra”, localismo utilizado entre habitantes de los valles centrales, en forma de chanza para referirse a los nativos de la antigua Teozapotlán. Tal información es un preámbulo para la sección más amplia y que da título al ensayo, el asunto de la violencia política en el siglo XX, particularmente a partir de los años veinte, luego de transcurrida la década revolucionaria e iniciado el proceso del reparto agrario. En esta sección el relato se articula en forma cronológica, la conflictiva de las fuerzas locales, todas vinculadas a los barrios de la población y haciendo uso de la violencia armada, lo que trajo como consecuencia un rasgo de sangre perceptible con el paso de los años. Sin duda el colega Cruz Iriarte entregará en el futuro nuevas aproximaciones en donde destaque claramente las causas de dicha violencia y el paso hacia formas menos agresivas, en proceso de institucionalización por la vía de los partidos políticos.
El libro cierra con el ensayo del Dr. Moisés Jaime Bailón Corres, titulado “Municipios, ayuntamientos de oposición y gasto público. Oaxaca antes del reconocimiento legal del sistema electoral de usos y costumbres”. Este trabajo se vincula con el precedente, en el sentido que la dimensión municipal está en el centro del análisis y en él se presenta una rápida síntesis del decurso de la institución en tierras oaxaqueñas, desde la constitución del estado de Oaxaca en el siglo XIX. Así, el investigador señala las particularidades y las modalidades que asumió en una sociedad predominantemente indígena, en negociación y conflicto permanente con los poderes estatal y nacional.
El autor, especialista reconocido en estudios municipales y con abundante obra publicada, nos recuerda que en la primera mitad de los años noventa del siglo pasado en Oaxaca se llevó a cabo un proceso de reconocimiento del “derecho a la autonomía y autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas de Oaxaca”, otorgándoles personalidad jurídica, al tiempo que se reconocía el sistema de elecciones de autoridades municipales por el entonces denominado “sistema de usos y costumbres”, hoy conocido como sistemas normativos internos.
La intención del autor es mostrar, a partir de la distinción del funcionamiento entre los municipios “comunitarios” y los considerados como “municipios con lucha partidaria” una fotografía de lo que él denomina sincretismo político, en el que los ciudadanos de los municipios elegían por sus sistemas normativos internos pero a través de la mediación del partido oficial que los registraba como afiliados al Revolucionario Institucional.
El análisis abarca la coyuntura abierta por la ola cardenista del 1988 y la creación del PRD como aglutinador de ese descontento electoral a nivel de los gobiernos municipales. Claro que el flamante PRD no era la única formación política pues en la entidad competían desde los ochenta, otros institutos políticos como el PAN, el PFCRN, el PARM y el PPS. El estudio incluye datos reveladores del estado de la oposición política y se enfoca en el estudio del gasto público, las participaciones y las inversiones públicas teniendo como insumo varios cuadros estadísticos. El ensayo culmina con una serie de conclusiones, en donde se resumen las razones del reconocimiento del entonces llamado sistema de usos y costumbres y las implicaciones que tuvo en las relaciones entre gobierno estatal vinculado con el PRI y las fuerzas políticas de oposición asentadas en el nivel municipal.
Por último, pero no menos importante, es reiterar que la publicación de estos ensayos en el formato de libro fue posible gracias al financiamiento otorgado por el Programa de Fortalecimiento de la Calidad Educativa (PFCE) de la SEP al IIHUABJO en el año de 2016. Al mismo tiempo agradezco el gesto solidario del artista oaxaqueño Manuel de Cisneros al permitirnos utilizar una de sus obras como portada Ahora los lectores, en primer lugar, los miembros de la comunidad universitaria y de la sociedad oaxaqueña, así como nuestros pares, tienen la palabra.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, octubre de 2017.
FRANCISCO JOSÉ RUIZ CERVANTES
Director del IIHUABJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *